Mi perro no come

Cada caso es único,  pero normalmente podemos extraer conclusiones generales que nos ayuden a solucionar el problema.

Lo primero que hay que hacer es analizar el problema en profundidad para determinar los factores que están ocasionando el problema de que su perro no coma. Hay que puntualizar que un perro puede estar unos días sin comer y no tener ningún problema, excepto que sea un cachorro, en cuyo caso necesitará comer más habitualmente.

Posibles causas por la que el perro no come:

  • Puede ser que el perro rebusque restos de comida en la basura. Sacia su apetito de manera inadecuada y rechaza su comida. Si es así, hay que poner fuera de su alcance la basura. En un foco de infecciones y el perro puede contraer enfermedades.
  • –  Si le damos comida de la que comemos nosotros es muy posible que la prefiera antes que su pienso; si sabe que tarde o temprano le vamos a dar comida puede que deje su pienso y simplemente espere a que le demos algo que le gusta más.
  •  Puede ser que el perro deje de comer unas horas o días ante un cambio de rutina, un viaje o algún evento estresante, por ejemplo la pérdida de algún miembro de la familia. En estos casos puede ser que el perrito se deprima y se le quite el apetito.
  •  Puede deberse a alguna enfermedad, o a algún medicamento que esté tomando.
  • También puede ser simplemente que no le gusta el pienso que le damos, o que se ha cansado ya de éste.
  • Si come “chucherías” entre horas su apetito disminuye y no es recomendable para su salud. Puede coger más kilos de los necesarios y la obesidad es una enfermedad.
  • Con las altas temperaturas se ingiere más cantidad de líquido y algunos perros comen menos cantidad de alimento de lo habitual.
  • El apetito de los perros también varía en función de la edad. Un animal joven ingiere más cantidad de alimento. Los perros mayores pierden su capacidad olfativa y disminuye su nivel de actividad, por lo que comen menos.
  • Hay que descartar que le perro esté enfermo. Por ejemplo, puede padecer un problema bucodental, que le impida comer con normalidad. El veterinario nos sacará de dudas en este sentido.
  • Si el pienso es distinto del habitual, o está en mal estado, el perro lo rechazará. Hay que limpiar el plato de comida, habitualmente, para evitar que se mezclen olores y sabores, que desagraden al perro.
  • Si tiene un bajo nivel de actividad física también puede que modere su ingesta, ya que sus necesidades serán menores.
  • Hay animales que pierden el apetito porque están tristes o estresados. La muerte de un miembro de la familia o una mudanza, pueden desencadenar cambios en la conducta y disminución del apetito.

Trucos para que recupere el apetito: (siempre bajo supervisión veterinaria)

  • Buscar un pienso con un sabor que le guste especialmente. En el mercado hay mucha variedad: pollo, ternera, cerdo, cordero, verduras.
  • Humedecer, ligeramente, el pienso seco con agua caliente.
  • Si, normalmente, come pienso seco, cambiarle una temporada al alimento de lata, que resulta más sabroso.
  • Hay piensos altos en calorías. Por poco que coma el perro, tendrá el suficiente aporte calórico.

Detectar que el perro come menos, averiguar la causa de la inapetencia y consultar al veterinario, para descartar enfermedades y que nos aconseje sobre cómo actuar, son pautas fundamentales para que el perro recupere el apetito o bien,  mi recomendación:

1-Es observar bien al perro,  intentar alguna estrategia, como cambiar de marca de pienso.

2-Llevarle al veterinario en caso de que el episodio dure.

3-Nunca darle comida nuestra por miedo, pues esto solo hará empeorar el problema.

El problema normalmente es que no coma nada sino que no come pienso seco, si nos encontramos con el caso que que el perro no come pienso seco pero por el contrario si le echas salchichas, paté, pollo, comida húmeda… entonces si come, descartamos inmediatamente el problema físico y lo consideramos una conducta aprendida. Si el problema es ese, el agua no les puede faltar pero debemos saber que los perros aguantar sin comer varios días. El veterinario no aconseja que estén más de dos días sin comer nada( los perros pequeños no más de un día ) por si les baja el azúcar. Si el perro nos está echando un pulso esperando que le terminemos dando la comida que le gusta ( salchichas, pollo…) aguantará esos dos días sin comer. Por este motivo debemos actuar de la siguiente manera: aguantamos dos días sin darle nada y si el perro no se come el pienso le damos un poco de comida sólo para evitar la bajada de glucosa pero dejando que se quede con hambre. Esto es muy importante porque va a ser el hambre la motivación que le lleve a comer pienso. Sin hambre de por medio dificilmente conseguiremos que termine comiendo pienso seco. El método se basa en las teorías de aprendizaje animal y sólo funciona si se lleva a cabo de forma rigurosa.

Os invito a que probéis el método y contéis vuestra experiencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s