Pelos y piel del perro

La higiene es muy importante para mantener tu perro en buen estado de salud.

 

Pelo y piel

¿Has oído alguna vez la expresión: los ojos son el espejo del alma? Pues para tu perro el pelo es el reflejo de su estado de salud. Un pelo brillante y sedoso normalmente es indicador del buen estado de salud del perro. El cuidado del pelo y de la piel se efectúa a través del baño y del cepillado.

Es muy importante que las primeras veces que bañes o cepilles a tu perro o cachorro sea especialmente paciente y gentil con él ya que puede estar muy asustado. Además si él recuerda su primer baño o cepillado de manera negativa, cada vez será más difícil meterlo en la bañera o arreglarlo.

Con un poco de cariño y comprensión de tu parte se acostumbrara rápidamente a la rutina del baño y del cepillado, así como a los objetos como el peine, el cepillo, la toalla y el secador de pelo.


Cepillado

Los cepillados frecuentes nos evitan los baños muy seguidos. Y se pueden volver uno de los momentos más gratificante para el animal si comienzas a cepillarlo con regularidad (como mínimo una vez a la semana) desde temprana edad. Así mismo esta experiencia te permitirá revisar a tu perro “de la cabeza a los pies”, en busca de pulgas, garrapatas, etc., sin que este se impaciente.

Necesitarás un peine y un cepillo especial para perros y éstos deben ser de su uso exclusivo.

Primero retira el exceso de pelo suelto con el peine. Comienza por la cabeza y sigue peinando hacia abajo por el cuerpo, la cola y las patas, prestando especial atención a las zonas de pelaje más espeso como el cuello. Luego pásale el cepillo de cerdas suaves para retirar los pelos sueltos que puedan quedar.

Baño

IMPORTANTE: No se debe bañar un cachorro antes del final del primer ciclo vacunal (+/- 12 semanas).

No se debe bañar a un perro de forma regular sino que la frecuencia de los baños varia según el tipo de piel y lo mucho que se ensucie. En cualquier caso, no se debe bañar a un perro más de una vez al mes (como máximo).

Si tu perro se ensucia tanto que un buen cepillado no elimine la suciedad o rueda sobre alguna suciedad especialmente “olorosa”, puede que no te quede más remedio que bañarle.

Para ello utiliza un champú especial para perros ya que la piel y el pelo de los perros son muy diferentes de los nuestros y por favor sigue las instrucciones de uso. Los champúes muy perfumados no son aconsejables debido a la sensible nariz de nuestro amiguito. En efecto si los usas lo único que conseguirás es que tu perro corra a restregarse en algo de fuerte olor (normalmente desagradable para los humanos) tan pronto termine el baño.

La temperatura del lugar donde vayamos a bañar al perro tiene que ser calida y agradable y sobretodo durante la temporada de invierno, asegúrate que tu perro no coja frío hasta que este completamente seco.

Un buen consejo es preparar todo lo que vayas a necesitar de antemano, y así evitar posibles “fugas” de nuestro amiguito.

Esto implica:

  • Un recipiente o bañera con agua tibia que cubra hasta la mitad de la altura del perro.
  • un cazo o recipiente que se usara para mojar a perro.
  • champú especial para perros
  • abundante agua tibia lista para enjuagarle
  • una toalla vieja y limpia
  • secador de pelo (opcional)
  • peine y cepillo

Es muy importante que el agua este a la temperatura adecuada ya que los perros odian tanto el agua muy caliente como el agua helada.

Primero vierte el agua tibia en la bañera, tiene que cubrir hasta la mitad de la altura de tu perro. Luego coloca a tu perro dentro y con el recipiente vete derramándole agua por encima desde la parte trasera del cuello hacia el resto del cuerpo (no le eches agua por encima de la cabeza). Luego aplica el champú en el cuerpo y las patas y frótalo hasta obtener una abundante espuma, asegurándote de cubrir todo el pelaje. La cabeza debe ser lo último en ser lavado ya que en cuanto note agua en ella tu perro intentara sacudirse. Cuando le laves la cabeza, debes presta especial atención para que no le entre champú en los ojos, ni en los oídos.

Enjuaga el champú con abundante agua tibia. Todo el champú debe ser eliminado del pelaje por lo que se necesitara mucha agua.

El perro se sacudirá vigorosamente después del baño y esto le quitará la mayor parte del agua, el resto puedes secarlo con una toalla limpia. Si quieres puedes completar el secado del pelo utilizando el secador pero a un nivel de temperatura siempre bajo, y sobretodo no uses aire caliente solo a temperatura ambiente. Si usas el cepillo al mismo tiempo acelerarás el secado considerablemente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s