Prevención del cáncer de mama en perras y gatas

Prevención del cáncer de mama

Aunque hoy, en todo el mundo se ha tomado conciencia del cáncer de mama, muchas personas no tienen conocimiento de que en perras y gatas son comunes los tumores de la glándula mamaria, especialmente aquellas que no están castradas. Se puede reducir el riesgo de cáncer de mama a casi cero, simplemente con castrarlas antes de su primer celo.
Los exámenes mamarios y la detección temprana es clave para la prevención de estos tumores, una vez que la perra o gata tiene cinco años de edad se deberá realizar una exploración mamaria mensual, hay que palpar suavemente  debajo y alrededor de cada pezón, hacer “rodar” el tejido entre los dedos. Si se  siente incluso un bulto pequeño, debe llevar a su mascota con su Médico Veterinario.

Cáncer de mama en perras
“El cáncer de mama en perras es influenciado por las hormonas femeninas”, explica Bill Craig, DVM y  Médico Jefe y Director del Seguro de Salud de Mascotas en Purina Care . “En la castración se extirpa el útero y los ovarios y se eliminan la fuente de estas hormonas. Si a una cachorra se la castra antes de su primer celo las probabilidades de desarrollar cáncer de mama es casi cero. ” “Si una perra tiene un ciclo estral antes de ser castrada (por lo general se produce entre los 8-10 meses de edad) las probabilidades de desarrollar cáncer de mama más tarde es alrededor del 7 %. Si la castración se realiza después de varios celos las probabilidades aumentan a uno de cada cuatro.

Cáncer de mama en gatas
“El riesgo es mucho mayor para las gatas,” dice el Dr. Craig. “Las gatas no castradas tienen siete veces más probabilidades de desarrollar cáncer de mama en comparación con las perras castradas. La castración temprana (antes del primer celo) reduce el riesgo al 90 % de padecer estos tumores. La castración después de los dos años tiene poco efecto sobre el desarrollo de este tipo de cáncer. Las desventajas que tienen las gatas es que en ellas el 90 %  de los tumores de mama  son malignos en comparación con sólo el 50  % en perras.

Tratamiento
Para las perras, la extirpación quirúrgica es el método de elección y la quimioterapia en algunos casos, dependiendo de la severidad del tumor, como tratamiento complementario. Para las gatas, la extirpación quirúrgica y quimioterapia agresiva es el tratamiento recomendado, sin embargo el cáncer de mama suele ser mortal en felinos.

Perros y gatos machos
“El cáncer mamario en machos es  menos frecuente que en hembras,” dice el Dr. Craig. “No hay muchos datos  disponibles, pero los tumores se consideran, generalmente,  mucho más agresivos que en hembras. La detección precoz y la extirpación quirúrgica es el mejor tratamiento seguido por la quimioterapia en función de los resultados de la biopsia. “

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s